Carnaval. Quinta entrega

No hay cosa más divertida que disfrazarse de demonio y hacer diabluras, así que en el año 1998 ardimos en el fuego eterno tras convertir el 13 en un auténtico infierno. En ese año yo ya contaba con el Isla de Cuba, pero prefería gastar mis energías en decorar un solo local y además el…

Carnaval. Cuarta entrega

Cuando llevas 3 años recibiendo premios tienes que mantener el nivel y cada vez es más complicado elegir un disfraz. En 1997 contábamos entre nuestra clientela con un miembro de la Asociación de Amigos del Ferrocarril. Eso nos facilitó la idea; disfrazaríamos el bar de estación de trenes de los años 20. El año lo…

Carnaval. Tercera entrega

El tercer año de carnaval quisimos dar un plus al disfraz y hacerlo 100% reciclado. Hay que decir que nuestro presupuesto eran cero pesetas y que el motivo daba pié a todo tipo de chatarras. El tema del disfraz se nos ocurrió con tanta antelación que estuvimos meses guardando los bricks de leche que cubrirían…

Carnaval. Segunda entrega.

El segundo año sabíamos que nos lo teníamos que currar, después de ver el nivel de decoraciones de otros bares, así que en noviembre alquilamos una casa vieja para tener espacio para trabajar. El tema del disfraz sería “una tumba egipcia” Como siempre los clientes del local estaban dispuestos a ayudar y parte de los…

Carnaval. Primera entrega

En el año 1994, el Ayuntamiento de Oviedo ponía en marcha el primer concurso de disfraces de carnaval. Por aquel entonces había en Oviedo una nutrida actividad cultural, tanto en el centro, como en el barrio del Milán, pero cuando llegaba el día de carnaval, la mayor parte de la gente prefería Avilés o Gijón…

La isla de las serpientes

Cuando tienes los pies en la tierra y la cabeza en las nubes, embarcarte en una travesía por aguas del Mediterráneo es cuanto menos impredecible. No voy a decir que esta fuera mi primera vez, porque hubo otra, pero por aquella época las ganas de descubrir nuevos horizontes, sumadas a la inexperiencia, hicieron que disfrutara…

Umami, escuela de sabor

Si tu negocio se llama Umami está claro que entre tus expectativas se encuentra sorprender con algo novedoso e intenso y por eso, cuando me enteré que abrían una escuela de cocina en Gijón con este nombre, no pude resistir la tentación de ir a conocerla. Por si no lo sabes Umami es un sabor sutil pero…